El cuadro ‘cardenal’ volvió a derrotar al equipo vallecaucano, esta vez en El Campín. Fany Gauto y Nubiluz Rangel anotaron y dejaron el marcador global 4-1.

Independiente Santa Fe le repitió la dosis al América de Cali. Este domingo logró su segunda estrella en la liga femenina y gritó campeón tras vencer 2-0 al conjunto escarlata. El cuadro capitalino salió al estadio El Campín con la ventaja del 1-2 logrado en la ida, resultado que terminó ampliando gracias a las
anotaciones en El Campín de Fany Gauto y Nubiluz Rangel. Y es que Santa Fe empezó a acariciar el título apenas al minuto 11 después de un tremendo zapatazo de Gauto, que dejó sin chance alguna al guardameta Natalia Giraldo.

América intentó reaccionar por intermedio de su capitana Catalina Usme y Gisela Robledo, pero el palo y la arquera Daniela Solera, impidieron en más de una ocasión el tanto escarlata. Pero Santa Fe tampoco se quedó atrás y a la media hora del partido tuvo una oportunidad inmejorable de llegar al segundo, pero Giraldo le ahogó el grito de gol a Kena Romero, quien, por poco, marca de taco. Sin embargo, las dueñas de casa volvieron a festejar recién iniciado el segundo tiempo.

Rangel aprovechó un cobro de costado y, desde todo el punto de penalti, puso el 2-0 definitivo.
América necesitaba entonces tres tantos para igualar la serie, pero al frente se encontró con un Santa Fe que siguió bien parado, que manejó el ritmo del partido y siempre generó peligro cada vez que atacó.

De esta manera, con el paso de los minutos el cuadro capitalino solo esperaba el pitazo final para poder decir que es el primer equipo en lograr su segundo título en el fútbol femenino de nuestro país, un
torneo que en este 2020 dominó de principio a fin. Por su parte, América, que llegó a esta final siendo el actual campeón, le quedó el consuelo de la clasificación a la Copa Libertadores femenina del próximo año.

Certamen internacional en el que también estará Santa Fe, que al final celebró saltando y cantando con el trofeo en la mano, en medio de juegos pirotécnicos y dando una vuelta olímpica en un estadio El
Campín, que también será el escenario del partido decisivo en el torneo de hombres en nuestro país.