La superintendencia de sociedades colombiana ordenó suspender al equipo colombiano por su incumplimiento en varios pagos con sus jugadores y a nivel empresarial.

Foto tomada de Twitter: @cucutaoficial

El organismo de control decretó el pasado miércoles comenzar el proceso de liquidación judicial, luego de que el equipo ‘motilón’ no alcanzara reorganizar todo su esquema empresarial y lograr saldar los pagos instituciones.

El Comité Disciplinario  manifestó que «Cúcuta Deportivo Fútbol Club S.A. “en liquidación judicial” sancionado con diecisiete millones quinientos cincuenta y seis mil sesenta pesos ($17.556.060,oo) de multa, y derrota del partido por retirada o renuncia del encuentro disputado por la 19ª fecha de la Liga BetPlay DIMAYOR 2020, contra el América de Cali S.A. (Art. 83-Hdel CDU de la FCF)».

El equipo colombiano no logró estabilizar sus incumplimientos con los jugadores del equipo profesional y todo su plantel, así como el Instituto Municipal de Recreación y Deporte (IMRD) y la Alcaldía de Cúcuta, las dos entidades con las que tenía las deudas más grandes.

El abogado del Deportivo Cúcuta, Juan Carlos Paredes, solicitó echar para atrás esa decisión ya que es inaudito que llegara a desaparecer un equipo muy conocido en el fútbol colombiano y en su remplazo proceder el término hasta el próximo miércoles 18 de noviembre, fecha en la que, según él, la escuadra tendría el dinero para pagar todas las deudas.

Según aseguró Paredes en la audiencia, en dicha fecha la Dimayor (entidad suprema del fútbol profesional colombiano) llevaría a cabo una asamblea extraordinaria en la que los 36 clubes reconocidos profesionalmente darían su voto para que le puedan prestar el dinero al Cúcuta.

Sin embargo, este argumento no fue aceptado por la delegada de la Superintendencia y en consecuencia ratificó el fallo que ordena la liquidación del equipo fronterizo.

Juliana Jaimes, jueza del caso decretó: “Se presentaron diferentes denuncias de incumplimiento por parte de los acreedores de seguridad social, post acuerdo y del acuerdo, como la Alcaldía de Cúcuta y el Instituto de Recreación y Deporte de San José de Cúcuta, con quienes no fue posible llegar a una fórmula de normalización (…) Este despacho de conformidad con la norma advierte que no se logró una fórmula de normalización con los acreedores, razón por la cual procederá a decretar la liquidación judicial de la sociedad concursada. La liquidación judicial surge por el incumplimiento del acuerdo de reorganización no subsanado”.

Cabe recordar que el pasado 29 de octubre, el Ministerio del Deporte, en cabeza de Ernesto Lucena, le suspendió el reconocimiento deportivo al Cúcuta, debido al incumplimiento con sus obligaciones.

José Augusto Cadena, presidente del cuadro ‘rojinegro’, alegó estar al día con los pagos y envió los documentos a dicha cartera, que tenía 10 días para revisarlos y pronunciarse.

El equipo cucuteño no pudo disputar las últimas dos fechas del torneo nacional, quedando en el fondo de la tabla, dándole los puntos a Nacional y América de Cali, rivales a los cuales tenía que enfrentarse.

Por ahora lo único cierto es que el equipo está sin jugar y mantiene a su hinchada con la tristeza de quitarle a su ciudad, el espectáculo de fútbol.